fbpx

cerezas en licor

Cerezas en Licor

Las cerezas son un fruto dulce de temporada, cuya presencia en los mercados es limitada. Aunque es un placer observarlas, y experimentar su color y su tacto maravillosos en nuestras manos y en nuestra boca, sabemos que podremos disfrutarlas durante un período muy determinado, entre mediados de primavera y principios de verano. Pero, ¿y si pudiéramos tener la posibilidad de perpetuar este gusto en nuestros paladares? Pues esta opción existe y está en nuestras manos: se trata de que conozcamos y hagamos algunas recetas de cerezas en licor. Es cierto que, como con la mayoría de frutas, existen en el mercado licores de cerezas de muchos tipos, pero lo que os planteamos desde estas líneas es que vosotros elaboréis vuestro propio licor de cerezas. Será una actividad artesana, fácil de ejecutar y con resultados que confiamos que os gustarán.

Receta de Cerezas en Licor

Como sucede en todo el universo de la producción artesana de alimentos, existen diferentes recetas para elaborar un licor de cerezas. Os hemos seleccionado ésta porque creemos que se adecua a la gran mayoría de paladares y porque es fácil de hacer y los ingredientes se pueden conseguir sin problema.

Ingredientes            

  • 750 gramos de cerezas
  • 750 gramos de azúcar
  • 750 mililitros de licor (aquí la elección es más amplia, en función de lo que tengamos en nuestros hogares: coñac, orujo, aguardiente o brandy serían cuatro buenas elecciones).

Preparación

  1. Lo primero que nos va a hacer falta es tener a mano un bote hermético completamente esterilizado. Quitamos los rabitos de las cerezas, las lavamos y comprobamos que estén todas en perfecto estado, sin taras o exceso de maduración. A continuación, llega el momento de colocarlas en niveles: primero ponemos una capa de cerezas y la cubrimos con azúcar, y así, repetimos esta operación de manera sucesiva hasta llenar el recipiente. Acto seguido, lo cerraremos y durante dos semanas lo guardaremos en un espacio oscuro. Durante estos 15 días, deberemos coger el bote y agitarlo cada día para que se disuelva el azúcar.
  2. Tras esta quincena, podremos comprobar como el azúcar se ha disuelto en su totalidad, por lo que el siguiente paso será abrirlo y llenarlo con el licor que hayamos elegido. Una vez efectuada esta operación, lo cerraremos herméticamente y lo dejaremos reposar nuevamente en un sitio con oscuridad, en este caso, por un tiempo mínimo de dos meses y, además, en esta ocasión no hay que moverlo, sino dejarlo en reposo absoluto.
  3. Pasado este plazo mínimo, abriremos el bote y notaremos la intensidad del aroma de cerezas que desprende. Y ya sólo nos queda el último paso, embotellarlo y disfrutar de él, en pequeñas dosis, como corresponde a este tipo de licores delicatesen.

Consejos

  • Si a vuestras cerezas en licor queréis darle un toque especiado, os recomendamos añadir clavo (entre 15 y 20 clavos) y canela (2 ramas). Lo podéis añadir repartido cada vez que pongáis capas de azúcar
  • Dos meses es el tiempo mínimo recomendado antes de abrir el envase, pero cuánto más tiempo esté, más sabroso estará cuando lo probemos.
  • Existe la opción de añadir las cerezas dentro de la botella del licor o utilizarlas en postres.
  • Este riquísimo licor casero hay que consumirlo bien fresco.